Tratamientos

ANSIEDAD

By febrero 1, 2017 No Comments

Durante las dos últimas décadas hemos presenciado un tremendo progreso en el conocimiento y tratamiento de los trastornos de ansiedad. En la mayoría de los casos la ansiedad se desarrolla en el contexto de presiones, estrés y demandas fluctuantes de la vida cotidiana. Son millones las personas del mundo entero que luchan diariamente contra la ansiedad clínica y sus síntomas.

La existencia de la ansiedad no es un problema en sí mismo, puede definirse como una anticipación de un daño futuro, acompañada de una sensación desagradable y comúnmente, de síntomas somáticos de tensión. Es una señal de alerta que advierte sobre un peligro inminente y permite a la persona adoptar las medidas necesarias para enfrentarse a una posible amenaza. Posibilita la respuesta de lucha o huida.

Es importante entender la ansiedad como una reacción emocional normal ante determinadas contextos, y que constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas estresantes. Así, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias diarias.

La ansiedad se convierte en patológica cuando sobrepasa cierta intensidad, supera la capacidad adaptativa de la persona o cuando perdura a pesar de no existir ningún peligro, provocando malestar significativo con síntomas que afectan tanto al plano físico, como al psicológico y conductual.

Los trastornos de ansiedad como tal, se caracterizan por la presencia de preocupación, miedo o temor excesivo, tensión o activación, que provoca un malestar notable o un deterioro clínicamente significativo de la actividad del individuo.

De acuerdo con los manuales diagnósticos de trastornos mentales, entre los llamados Trastornos de Ansiedad se encuentran: Crisis de Angustia o Ataques de Pánico, Agorafobia, Fobia Específica, Fobia Social y Trastorno de Ansiedad Generalizada. Cada uno de ellos tiene algunos síntomas específicos y otros generales y comunes; pero todos comparten un mismo componente, la ansiedad.

La alta incidencia de estos trastornos conduce a que el trabajo de los psicólogos esté hoy en día fuertemente abocado a la reducción y manejo de la ansiedad.

Ahora bien, cada tipo de trastorno de ansiedad, tendrá un tratamiento diferente, dependiendo también de cada caso particular. La terapia cognitivo conductual ha logrado una base sustancial de apoyo empírico para el diagnóstico y tratamiento de este tipo de trastornos. Diversas investigaciones han probado que es más eficaz que los tratamientos psicofarmacológicos y sus beneficios son más duraderos.

 

¡Empezá tu terapia hoy!